Ganas de vomitar después de entrenar: causas y prevención

Inicio/Sin categoría/Ganas de vomitar después de entrenar: causas y prevención

Ganas de vomitar después de entrenar: causas y prevención

Estás realizando ejercicio y de repente te entran ganas de vomitar ¿te ha ocurrido alguna vez? La aparición de náuseas y/o vómitos durante el entrenamiento o justo después es un trastorno más común de lo que se cree y que puede experimentar cualquier deportista. Esta sensación puede estar acompañada también por otras como sofocos, mareos e incluso, a veces, desmayos impidiéndonos hacer deporte de manera normal.

Las causas que puede provocar náuseas después del ejercicio pueden ser: el bajo nivel de azúcar en sangre, mala hidratación, el uso de demasiada glucosa por parte de los músculos o él estrés.

Pero si está más que demostrado que realizar deporte nos aporta innumerables beneficios, ¿por qué muchas personas sufren náuseas o vomitan durante o después del ejercicio?

Veamos a continuación algunas de las causas principales principales:

 

Mala o escasa alimentación antes de hacer ejercicio

Es poco común, pero la falta de nutrientes puede hacer que cuando estemos a mitad de nuestro entrenamiento provoque síntomas como los mareos, los cuales pueden derivar en náuseas y vómitos. Esto se debe a que nuestros niveles de glucosa sanguínea como de glucógeno hepático están por debajo de lo normal, ya que o bien no hemos tomado una comida con suficientes carbohidratos, o bien ha pasado demasiado tiempo desde nuestra última comida (entre 3 y 6 horas).

Intenta realizar una comida rica en carbohidratos complejos una hora antes del entrenamiento para tener energía de forma más prolongada.

Por exceso de ácido láctico

Otra causa por la que dan ganas de vomitar después de entrenar es debido a una acumulación de ácido láctico y otros productos de desecho en el organismo. El ácido láctico se produce en nuestro organismo al realizar ejercicio. Generalmente, entre el 1% y el 2% de esta sustancia es eliminado a través de la orina y la cantidad restante la reutiliza nuestro organismo transformándola en glucógeno, un compuesto que genera energía durante el ejercicio.

Sin embargo, cuando se realizan ejercicios de una intensidad alta, el proceso donde se forma el ácido láctico se dispara produciendo más sustancia de la que el organismo puede eliminar y/o utilizar. Cuando se da este exceso de nivel de ácido láctico en sangre, el cuerpo provoca fatiga y malestar que puede traer como consecuencia los vómitos.

Hacer ejercicio justo después de comer

Si entrenar 3 o 4 horas después de comer puede producir mareos, ganas de vomitar y vómitos por el bajo nivel de glucosa en sangre, entrenar justo después de comer también puede ser una causa de nauseas y vómitos.

Cuando realizas ejercicio después de comer interrumpes el proceso de digestión. Por lo tanto, al no estar realizar la digestión de manera correcta, el organismo puede provocar vómitos para expulsarlos.

Te recomiendo reposar unos 90 a 120 minutos aproximadamente antes de ponerte a hacer ejercicio.

Otras razones de por qué dan ganas de vomitar al hacer ejercicio

  • Estar nervioso antes de entrenar: si tienes una competición, es muy común tener estrés pre-entrenamiento. Este tipo de emociones como los nervios y la ansiedad, hace que las hormonas del estrés se liberen de manera brusca lo cual altera nuestro estómago pudiendo producir el vómito. También cualquier otro tipo de estrés laboral, social….
  • Tener tendencia a marearte: puede que tengas una sensibilidad más alta de lo normal en el oído interno, lo cual se enfatiza más con los movimientos que realizas durante el entrenamiento, y que por ello te den ganas de vomitar.
  • Alimentos que te sientan mal: Evita las bebidas con alcohol y cafeína y los alimentos con un alto contenido en grasas, edulcorantes artificiales y fructosa.
  • No hagas ejercicio justo después de comer ni tampoco una hora después.
  • Evita comer dos horas antes de hacer deporte y selecciona alimentos ricos en carbohidratos de alta calidad, como boniatos y plátanos, grasas insaturadas como las procedentes de los frutos secos, y proteínas.
  • Los alimentos que causan más náuseas al hacer deporte son aquellos con elevado contenido en fibra y en grasas.
  • Se ha descubierto que las grasas saturadas pueden dañar el revestimiento del tracto gastrointestinal y activar los nervios en el revestimiento del estómago que se conectan con el centro del vómito, que en el cerebro tiene que ver con el bulbo raquídeo.
  • Las bebidas energéticas, refrescos y zumos con alto contenido en carbohidratos, que se digieren más lentamente que otras bebidas, también están vinculadas a más náuseas durante y después del ejercicio.
  • Si padeces náuseas, bebe suficiente agua antes y después de hacer ejercicio, con mesura, ya que la hiperhidratación también puede darte ganas de vomitar.
  • Si tienes tendencia a sufrir náuseas, empieza entrenando de forma más suave y aumenta la intensidad de forma gradual.

2023-02-07T12:48:43+01:00febrero 7th, 2023|Sin categoría|Sin comentarios

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Título

Ir a Arriba