¿Hacemos la lista de la compra? Mira algunos de mis alimentos preferidos

//¿Hacemos la lista de la compra? Mira algunos de mis alimentos preferidos

El momento más importante del proceso de estar a dieta es hacer la lista de la compra porque es ésta comida lo que comerás luego. Por ejemplo, si no incluyes ninguna chocolatina en tu carrito, ésta no llegará a tu despensa y evitarás comerla seguro. Luego, sólo quedará que compres exactamente lo que has apuntado y no algún capricho que veas por el supermercado. Para conseguirlo, te ayudará ir sin hambre y evitar los pasillos peligrosos, como los de refrescos, dulces o alcohol. Recuerda que estos alimentos contienen calorías vacías, es decir, una gran cantidad de energía pero pocos nutrientes.

En primer lugar, no hagas la compra tan a la ligera y con prisas. Siéntate y planifica un menú sano y equilibrado, con todas las comidas al día. Si tienes tiempo de sobra, puedes dejar elaborado el de la semana siguiente. Así la próxima vez podrás ir directamente al supermercado saltándote este paso. Quizás tengas que  completarla con lo que creas que te falta, pero ya cuentas con una base.

A partir de ahí, haz la lista de la compra con todos los ingredientes que necesitas para elaborar esas comidas tan nutritivas que has elegido para tu día a día. Una vez que le hayas cogido el truco no hará falta pensar tanto la lista de la compra, pero en un principio sí.

Lo ideal es hacer una compra semanal porque con la compra mensual sueles desvirtuarte y no adquirir los alimentos que necesitas en ese momento, lo que te obligará a ir otra vez al supermercado.

No te dejes llevar por todo lo que pone light o diet. Mejor fíjate en la composición de cada producto y párate a leer las etiquetas. Además, recuerda que lo natural siempre es mejor que lo procesado.

lista de la compra MiiBody

Por si necesitas ideas sobre hacer la compra, aquí te dejo algunos de mis alimentos preferidos, organizados en grupos alimentarios:

Carne y pescado: Las proteínas son uno de los componentes más importantes de nuestra alimentación, ya que forman los músculos y nos dan energía. Así que no pueden faltar, pero mejor si tienen poca grasa. Por ejemplo: carne de ternera o de cerdo magra, salmón, pechuga de pollo, filetes de pescado, huevos, sardinas, atún, pechuga de pavo, ternera, bacalao, gambas o cordero.

Lácteos: Fortalecen los huesos del cuerpo humano, de manera que son muy importantes. Compra yogur de soja, yogur natural, queso mozzarella fresco, queso parmesano, mantequilla, leche desnatada o queso curado reducido en grasa.

Legumbres: Son una de las principales fuentes de carbohidratos fibrosos y proteínas. Así que no te olvides de las lentejas, alubias, garbanzos, tofu (queso de soja),  arroz blanco, arroz integral o quinoa.

Carbohidratos: Debes enfocarte en los que contengan fibra y cero azúcar añadida, como las patatas, la avena, las tostadas horneadas, pasta (mejor integral), los cereales, pan negro o integral o tortitas de maíz. Hay legumbres que entran aquí: arroz y quinoa.

Frutas: Puedes elegir las que más te gusten, pero te recomiendo que sean naturales y frescas, mejor si son de temporada. Evita las latas e infórmate sobre sus propiedades, ya que algunas son detox. Fresa, naranja, mango, kiwi, ciruela, piña, melón, uvas, coco, limón, pera, entre otras.

Verduras: Las verduras te proveen de los nutrientes que tu cuerpo necesita. Tu lista de la compra debe estar cargada de frutas y verduras de temporada. A veces, creemos que comprando sólo un grupo de ellos es suficiente, pero hay que combinarlos. Espinaca, coliflor, tomates, espárragos, pepinos, champiñones, judías verdes, guisantes, alcachofas, lechugas, calabaza, zanahoria o cebolla.

Bebidas: Sobre todo, intenta beber agua con tus comidas, pero si algún día te apetece algo diferente, que sea vino, té verde o el café de grano entero o molido. La cola de caballo también está bien y además es detox.

Dulces: Nuestro cuerpo necesita reservas de azúcar, pero sin abusar. Por ejemplo, añade a tu lista de la compra miel, cacao en polvo, chocolate negro o semiamargo,  mermelada reducida en azúcar, Stevia o edulcorante líquido.

Congelados: Hay una gran variedad: guisantes (verduras sin freír), surimi (algún marisco) o frambuesas (fruta cuya temporada es de corta duración).

Aceite de oliva virgen extra: Al cuerpo le hacen falta grasas para quemar energía, y el aceite de oliva es el más nutritivo.

Varios:  Las especias y condimentos le darán sabor a tus comidas, como jengibre, salsa de soja, sal de mar, pimienta, ajo en polvo, cayena, cebolla en polvo, orégano, mostaza, pimentón, clavo, comino y curry. También incluye vinagre, atún en lata, salmón ahumado, tomate frito sin azúcares añadidos, nueces, avellanas naturales, almendras, semillas y Hummus casero.

Hasta aquí el artículo, espero que te ayude a planear mejor tu lista de la compra y que así puedas llevar mejor tu dieta. Si todavía te queda alguna duda, puedes llamarme al 671 229 704 y te contestaré cualquier consulta sobre nutrición. También podemos planificar una dieta juntos, que se adapte a tus necesidades. No te rindas y consigue tus objetivos.

2017-06-29T17:35:07+00:00febrero 23rd, 2017|Nutrición y dieta|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.