¡Haz clic! Consejos para comenzar a comer sano

//¡Haz clic! Consejos para comenzar a comer sano

Hasta semana, traemos un post a modo de lista dirigido a todo aquel que esté pensando en comer sano para mejorar su calidad de vida o bajar de peso. Te daremos las claves para que lo veas más fácil y acabes por decidirte.

Para empezar, llevar un estilo de vida más saludable es simplemente cuestión de actitud:

  1. Adquiere un hábito: Dicen que, si haces alguna actividad durante 21 días, se convertirá en tu rutina diaria. Si aplicamos esto a comer sano, sería lo ideal porque seguirías la dieta “sin pensarlo”.
  2. Metas pequeñas: Por ejemplo, intenta hacer del desayuno la comida más importante y la cena la comida más ligera. Es un cambio simple que notarás. Una vez cumplido el objetivo, ve hacia otro. No olvides celebrar cada logro, por pequeño que sea, y te sentirás con ánimo de conseguir otros cada vez más grandes.
  3. Asociación: La vitamina C es buena para la piel, así que puedes asociar comer sano con tener mejor aspecto. También puedes pensar que, si bajas de peso, volverás a ponerte aquel pantalón que guardas en el armario porque ya no te cabe.
  4. Sé realista: Hay que tener en cuenta cómo es tu cuerpo realmente y lo que te queda para llegar al que deseas. De esta manera, también sabrás reconocer cuando vayas mejorando y te sentirás motivado para continuar.
  5. Reordena la cocina: Coloca la comida sana de manera más accesible y haz lo contrario con la que engorde.
  6. Menos sedentarismo: Intenta moverte más. Ve andando al trabajo o haz ejercicios en casa. Si tienes poco tiempo libre, las sesiones de electromusculación son muy cortas.
  7. Reduce el estrés: Estar nervioso te hace comer más, así que intenta relajarte. Lo mismo ocurre con dormir mal, que sientes más hambre si te falta la energía.

comer sano

Ponerse a dieta es pan comido. Bueno, no literalmente. Solo hay que seguir los siguientes consejos:

  1. Aprende a cocinar: Es fundamental para no caer en comer cualquier cosa, como un snack, un precocinado o comida rápida.
  2. Intenta comer en casa: Preparar la comida te hace pensar en lo que lleva y esto puede evitar que te saltes la dieta. Además, podemos usar la pereza a nuestro favor cuando nos den ganas de comida grasa, ya que suele ensuciar mucho la cocina.
  3. Bebe más agua y menos refrescos o alcohol: Si conseguimos incluir este hábito a nuestra rutina, ya es un logro porque reduciremos el consumo de azúcar considerablemente.
  4. Más fruta y verdura: Esto es obvio, pero lo resaltamos porque sus vitaminas y minerales te harán sentir mejor y, en consecuencia, serás capaz de conseguir más metas.
  5. Fibra: No te olvides de tenerla en cuenta en tu dieta, ya que hará que tu organismo funcione mejor y acelere este proceso de convertir tu estilo de vida en uno más sano.
  6. Huevo: Es esencial, ya que supone una gran fuente de proteínas sin muchas calorías.
  7. Semillas, legumbres y frutos secos: Son pura energía, proteínas, grasas buenas y ácidos grasos esenciales.
  8. No digas que NO al postre: Es una buena ocasión para comer fruta, ya que en ese momento te apetece algo dulce. Prueba las de temporada y ve variando para que no te aburras.

Para terminar, os dejamos un ejemplo de comida sana para que os sirva de guía: pechugas a la plancha, cardos y kiwis.

En definitiva, no se trata de ponerse a dieta unas semanas, sino de adoptar una nueva forma de pensar centrada en tu bienestar a largo plazo. Nunca te rindas, sentirse bien es algo por lo que merece la pena el esfuerzo. Si quieres comer sano, pero no sabes cómo, ponte en contacto conmigo y te ayudaré. En MiiBody, somos especialistas en nutrición.

2017-06-29T17:35:10+00:00 enero 4th, 2017|Nutrición y dieta|Sin comentarios

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.